Quartier Haut

A los pies de la colina de Saint-Clair, se encuentra el pintoresco Quartier Haut, el antiguo barrio de Sète en el que se instalaron principalmente los pescadores italianos.
Disfrutará paseando como en Nápoles, por el laberinto de sus callejuelas empinadas.

También se ha convertido en una «guarida de artistas» con sus talleres intimistas.
Expresivo, feliz, encantador, conserva todo el espíritu de Sète.





En el corazón del Quartier Haut: la iglesia Saint-Louis es la más antigua y más importante de la ciudad, de ahí la denominación de «decanal».
Se construyó en piedra tallada en 1702 según los planos del arquitecto Davaler, colaborador de Mansart, en honor al santo patrón de la ciudad, y se declaró Monumento Histórico en 1989.
La virgen «Regina Maris», reina de los mares, preside la iglesia y vela por los pescadores.