Los moluscos de la albufera de Thau


La albufera de Thau es la más extensa (7500 hectáreas) y la más profunda de las lagunas de Languedoc, un verdadero mar interior comunicado con el Mediterráneo por varios canales que garantizan la correcta oxigenación de sus aguas. 

Gracias a su flora y fauna de variedad excepcional, es el lugar ideal para cultivar ostras y mejillones, y también para un gran número de especies salvajes como las almejas, las coquinas, los erizos de mar o los bígaros, que encuentran aquí un fitoplancton abundante con el que alimentarse.

Los moluscos de la albufera de Thau, apreciados en su estado natural desde la Antigüedad, han dado lugar a una nueva gastronomía cuya fama ha traspasado con creces las fronteras de la región.
 

Partager :